Proyecto textil realizado para la Falla del Pilar, con el objetivo de proteger las fachadas de los edificios cercanos a la falla durante la cremà (festividad valenciana del 19 de marzo).

El tejido es de fibra de vidrio revestido con poliuretano, cuenta con propiedades ignífugas, que aíslan al fuego de las superficies con riesgo de ignición, siendo un tejido inocuo.

También puede ser utilizado en el sector de la construcción, para fines industriales y de mantenimiento, ya que además de sus propiedades ignífugas y de aislación térmica también es resistente al corte, soldadura, fundición, salpicadura o chispas producidas por una radial, y otras fuentes de fuego similares.

Se confecciona a medida según las necesidades.

Cerrar menú
×

Carrito

preloader