Las baterías de litio han ido cambiando para adecuarse a las necesidades de los usuarios: menor tamaño, mayor durabilidad, etc, pero estos cambios tecnológicos se han realizado sin prestar atención al riesgo de explosión e inflamabilidad de las baterías.

Estamos en contacto con baterías de litio constantemente, tanto en nuestra faceta laboral, como de ocio y familiar, por lo que es esencial protegernos del sobrecalentamiento de las baterías, ya que puede tener consecuencias fatales.

Nuestro último proyecto que estamos desarrollando pretende garantizar la seguridad de los usuarios de: móviles, portátiles o drones, para que en el caso de que se produzca una explosión de la batería de litio, no hayan lamentables consecuencias.

A continuación, una noticia de El País Semanal explica esta realidad:  http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2016/11/14/actualidad/1479126402_170011.html

Siempre la seguridad es lo primero, sí, siempre